Actividad 1. Conducta de entrada. 

 

Lectura grupal. Nos organizamos en grupo de tres estudiantes para realizar una lectura analítica de la temática asignada, en pequeño grupo, luego participaremos de la plenaria grupal, de acuerdo a la temática trabajada.

 

LA FUNCIÓN DE RELACIÓN DE LOS SERES VIVOS.

Permite a los seres vivos percibir cambios de estímulos que se producen tanto en el medio interno como en el externo, interpretar o procesar estas variaciones y elaborar respuestas coordinadas adecuadas para sobrevivir en su medio ambiente. Gracias a esta función el ser humano se encuentra integrado en su medio del que obtiene información a través de receptores.

Los receptores captan estímulos procedentes tanto del exterior del organismo como del interior. Esas informaciones se analizan en el sistema nervioso, que elabora las respuestas.

Son los sistemas u órganos que permiten a los organismos poner en contacto con el medio ambiente que lo rodea y tener una adecuada coordinación interna. Estas funciones comprenden dos mecanismos:

  1. Coordinación nerviosa: (está constituido por el encéfalo y la médula espinal.  aracnoides (intermedia), piamadre (membrana interna) denominadas genéricamente meninges. Además, el encéfalo y la médula espinal están protegidos por envolturas óseas, que son el cráneo y la columna vertebral respectivamente. Se trata de un sistema muy complejo, ya que se encarga de percibir estímulos procedentes del mundo exterior así como transmitir impulsos a nervios y a músculos instintivamente)

 

  1. Coordinación química: Procesos biológicos como el apareamiento, la muda, la metamorfosis, el cambio de color en los animales, la producción de células sexuales como óvulos y espermatozoides  y la regeneración que presentan los animales al perder una parte de su cuerpo (estrella de mar, Lagartijas)

¿Qué es un estimulo?: Es un factor externo o interno capaz de provocar una reacción positiva o negativa en una célula u organismo.

Son las variaciones del medio ambiente capaces de provocar en la célula algún tipo de respuesta. Hay muchos tipos de estímulos, entre otros los estímulos térmicos, los químicos, los eléctricos, los gravitatorios, etc.

Función de relación de la célula: La función de relación celular se basa en la sensibilidad, o capacidad de recibir estímulos del exterior, y en la emisión de respuestas ante esos estímulos.

Excitabilidad o irritabilidad celular. Todos los sistemas biológicos son capaces de detectar las variaciones energéticas que ocurren en el medio que los rodea. Esta característica de detectar cambios energéticos del medio y reaccionar ante ellos constituye una de las principales propiedades de los sistemas biológicos, y se le denomina irritabilidad. Las variaciones energéticas (mecánicas, químicas, eléctricas, térmicas, lumínicas) que tienen lugar en el medio extracelular son los estímulos, y las acciones de adaptación del sistema biológico ante estos constituyen las respuestas.

Durante la evolución, determinadas células de los organismos pluricelulares animales se diferenciaron al desarrollar de forma considerable la propiedad de irritabilidad, y constituyeron la base de los llamados tejidos excitables, que son el nervioso, el muscular y los epitelios glandulares. La respuesta de estas células ante los estímulos incluye la variación de su potencial de membrana en reposo.

La Excitabilidad o  irritabilidad y la excitabilidad se diferencian por:

1. La relación entre magnitud de la energía del estímulo y la de respuesta.
2. El tipo de respuesta que se produce en cada caso.

 

Factores que determinan la excitación celular

Factores

Características

 

Factores mecánicos

Las partículas en movimiento, las presiones, los choques intermoleculares.

 

Factores físicos

La luz, la radioactividad, los rayos X, el sonido, la electricidad, la presión atmosférica, la gravedad, el calor, la viscosidad.

 

Factores químicos

Son todos y cada uno de los elementos químicos constituyentes del citoplasma, sus compuestos, las reacciones entre ellos, la acidez y la basicidad.

 

Factores biológicos

Determinado por todos los seres vivos del medio.

Reacciones de la célula. son las reacciones de la célula ante los estímulos que se producen sobre ella.

Las respuestas dinámicas se denominan taxias o tactismos, y pueden ser debidas a un estímulo térmico, el termotactismo o termotaxia; químico, quimiotactismo o quimiotaxia; eléctrico, galvanotactismo o galvanotaxia; luminoso, fototactismo o fototaxia; mecánico, tigmotactismo o tigmotaxia; de gravedad; geotactismo o geotaxia; y, finalmente, de presión osmótica, osmotactismo u osmotaxia. Las respuestas dinámicas implican movimiento celular, que puede ser de acercamiento al estímulo o respuesta positiva; o de alejamiento del estímulo o respuesta negativa.

Las distintas células tienen diversos mecanismos para moverse, como, por ejemplo, los cilios, los flagelos, la contracción, la emisión de seudópodos, etc.

  • Cilios. Son conjuntos de hilos cortos, muy numerosos, que vibran sincronizadamente y así permiten el movimiento de las células ciliadas.

  • Flagelos. Son hilos muy largos, poco numerosos, uno o dos generalmente en cada célula, cuyo movimiento ondulatorio y giratorio permite el avance de las células flageladas.

  • Seudópodos o falsos pies. Son prolongaciones citoplasmáticas que permiten el movimiento de las células. Este movimiento por seudópodos se llama también movimiento ameboide. La palabra ameboide proviene de una célula o protozoo con seudópodos denominada ameba.

Una fobia (es un trastorno de salud emocional o psicológico que se caracteriza por un miedo intenso y desproporcionado ante objetos o situaciones concretas  como, por ejemplo, a los insectos  (entomofobia) o a los lugares cerrados (claustrofobia). Sin embargo, no es sencillamente un miedo, pues guardan grandes diferencias.